Berries, frutillas, frutos rojos, bayas mexicanas

Para un consumidor no es tan sencillo identificar cuáles son estos frutos llamados berries debido a dos argumentos que en la actualidad toman cada vez más fuerza

En los últimos tiempos, ha incrementado de manera importante el consumo, producción y exportación de frutillas.

Para un consumidor no es tan sencillo identificar cuáles son estos frutos llamados berries debido a dos argumentos que en la actualidad toman cada vez más fuerza: Comúnmente se le conoce como berry (el plural en inglés es berries) a las frutas que son jugosas, redondeadas, de colores vivos, dulces o agrias y no tienen hueso, aunque pueden presentar semillas. Biológicamente, una berry es la fruta generada a partir del ovario de una sola flor en la que la capa externa de la pared del ovario se convierte en la porción carnosa comestible (pericarpio). Es así que no sólo las fresas, zarzamoras y frambuesas (que también conocemos

en los mercados y autoservicios como “frutos rojos”) están clasificados como berries, sino también una serie de productos que no hubiéramos imaginado que, bajo los criterios del párrafo anterior, también entran en esta categoría: 1) tenemos frutas que común y biológicamente son berries, tales como los arándanos; 2) las que biológicamente lo son pero que comúnmente no las conocemos como berries (plátano, uva, tomate, pepino, berenjena), y finalmente 3) las que comúnmente conocemos como berries pero biológicamente no lo son al contener semillas de varios ovarios de la flor, tales como las zarzamoras, frambuesas y fresas.

Compartir este post: