Evaluación agronómica del Glomus Iranicum Var Tenuihypharum en pimiento cultivado en fibra de coco en invernadero

el pimiento, Capsicum annuum L., es uno de los principales cultivos hortícolas de la Región de Murcia. Los tipos de pimiento que se cultivan son principalmente “California” y los tipo “Lamuyo” y “Dulce italiano” cuya producción está más orientada a mercados locales. Además, te ofrecemos los mejores productos para la cultivación de los mismos.

El pimiento cultivado en fibra de coco ocupa el segundo lugar después del cultivo de tomate.

El pimiento es un cultivo bastante exigente en cuanto a condiciones climáticas, sobre todo a temperatura o tratamientos fitosanitarios. Es sensible a conductividades eléctricas elevadas por lo que requiere un agua de buena calidad y un control adecuado de las concentraciones de nutrientes en las soluciones usadas en fertirriego, sobre todo cuando se cultiva en sustrato. Todas estas condiciones deben contemplarse en conjunto para obtener buenos rendimientos que sean competitivos de cara al mercado. Hay que intentar mantener, tanto calidad y salubridad del producto, como respeto el medio ambiente. Por ello, cobra especial relevancia en este tipo de sistema agrícola intensivo, el uso de tecnologías que permitan optimizar el uso del agua, la nutrición vegetal y lograr un mayor desarrollo vegetativo y productivo. Dentro de estas tecnologías se encuentran los hongos formadores de micorrizas arbusculares (HMA), los cuales establecen asociaciones mutualistas con el 85% de las plantas con interés agronómico, presentando una alta especificidad con el suelo en donde se desarrolla y aportándole a las plantas ventajas tales como: mayor capacidad de absorción de nutrientes, una mejor disponibilidad de agua y nutrientes, así como una mejora del desarrollo del sistema radicular. Parecen aportar ciertos beneficios respecto a la tolerancia de la planta a determinados estreses bióticos (generalmente infecciones de hongos de suelo) o de nematodos, sobre todo cuando se realizan inoculaciones en fase de semillero. Los resultados obtenidos en los muestreos realizados mostraron un elevado porcentaje de colonización en las plantas de pimiento inoculadas con el hongo micorrízico arbuscular durante todo el ensayo. Estos porcentajes oscilaron entre un 40%, inicio del ensayo, y un 30% a lo largo del mismo. Estos valores evidencian la persistencia del producto, así como el correcto establecimiento y desarrollo del hongo durante todo el ciclo de cultivo. En cambio en las plantas del tratamiento control (T0) no se observó colonización micorrízica nativa, lo cual era previsible debido a la ausencia natural de estos hongos en el sustrato utilizado. Respecto a los parámetros evaluados relacionados con la producción de biomasa aérea, no se encont

raron diferencias significativas en ninguno de los tres muestreos realizados, aunque las plantas micorrizadas siempre mostraron una tendencia a presentar un mayor número de flores, así como una mayor producción de brotaciones laterales. Este tendencia al alza, puede deberse a una mayor producción de fitohormonas (auxinas, citoquininas y giberelinas) inducidas por la interacción con el hongo micorrízico arbuscular, y responsables, entre otros procesos, de la diferenciación floral y del crecimiento de yemas axilares. Esta teoría queda a la espera de ser confirmada con la elaboración del perfil hormonal de las plantas de ambos tratamientos, que está actualmente en fase de análisis. En cuanto a la producción de biomasa radicular, los pesos de las raíces de las plantas de pimiento micorrizadas, fueron siempre superiores a los de las plantas, así como el contenido en materia seca de las mismas, aunque, al igual que la biomasa aérea, no resultaron estadísticamente diferentes. Las concentraciones de absorción varían en función de las condiciones climáticas y del estado de desarrollo de la planta. En este ensayo, el comienzo de la fase de equilibrio entre desarrollo vegetativo y productivo de las plantas, coincide con el inicio del periodo estival y cierta variabilidad climática importante, alternándose días con temperaturas mínimas de 14 ºC con otros dónde las mínimas pasaban de 21ºC y alcanzándose máximas por encima de 40ºC. Como conclusión podemos decir que la especie Glomus Iranicum Var Tenuihypharum, produjo un incremento medio del 9% en la productividad de plantas de pimiento cultivadas en invernadero, así como unos frutos de mejor calidad (más firmes, con una mayor intensidad de coloración y un mayor contenido en sólidos solubles). Respecto a la fisiología de la planta, las plantas inoculadas se mantuvieron en un estado hídrico ligeramente mejor que las plantas control, y fueron más activas en la captación de los nutrientes presentes en la solución de fertirrigación. El hongo micorrízico arbuscular inoculado, tuvo una elevada capacidad de colonización y un adecuado establecimiento radicular durante todo el ciclo del cultivo, proporcionando un efecto estimulador tanto nutricional como fisiológico.

Compartir este post: